jueves, 31 de agosto de 2017

"IMPRESIONES Y EXPERIENCIAS EN TIERRA SANTA"


Paz y Bien.

Con gozo os informábamos a primeros de agosto, que son muchos los grupos que han decidido ir en peregrinación a Tierra Santa este verano. Hemos ido compartiendo con vosotros diferentes testimonios que algunos peregrinos nos fueron enviando. Hoy ponemos estos dos que nos han llegado de unas chicas que peregrinaron en agosto en el grupo que acompañó nuestro hermano Fr. Juan Pedro Ortega:


“IMPRESIONES...”

“Mi destino este año era Thailandia, pero, las coincidencias, o diosidencias, o fuertes emociones vividas estos últimos dos años... hizo que fuese Israel y Jordania. Recuerdo perfectamente que quedamos una noche para finiquitar los pagos y yo dije: "Lo siento, pero algo me dice que mi viaje este año es Tierra Santa. Me llama. Quiero hacerlo. Es mi momento. Después me apunto a Thailandia".

Al embarcar en Madrid para Tel-Aviv, tenía muchas ilusiones puestas en el viaje, pero reconozco que cuando vi el grupo y que iba a estar siempre rezando, me desilusionó. Pero, paradójicamente, desde la primera misa, en el Lago de Tiberíades, me emocioné... todo muy cercano, gente muy humana a mi alrededor, ambiente y espacio idílico y todo me recordaba a mi infancia...

El viaje me ha resultado un "re-conocimiento" personal y, sobre todo, espiritual. Me ha tocado la fibra sensible y, por ende, me he replanteado muchos aspectos que tenía dormidos en mi. Y, si nos movemos en otros aspectos más formales, pues tengo que decir que el viaje está muy bien organizado en cuanto a horarios, explicaciones... me ha gustado mucho.”

Charo.



“ESBOZO DE UNA EXPERIENCIA”

“Pocos días han pasado desde mi regreso de la peregrinación a Tierra Santa y me cuesta ordenar el cúmulo de experiencias vividas.
El viaje se me presentó por varios frentes, digamos (aunque mal dicho) por casualidad y como merecido descanso después de una racha larga de duro trabajo.
Elegí una de las opciones, a pesar de las serias dudas causadas por los acontecimientos ocurridos el 14 de Julio, ya que siempre había considerado este viaje obligatorio y necesario como creyente en Jesús.
Apenas aterrizamos, de camino en autobús hacia Nazaret, me di cuenta de que había tomado la mejor decisión.
¡Qué emoción oír el Ángelus enfocado desde la pedagogía del aquí! : “Aquí, en esta tierra, el Verbo de Dios se hizo carne”.
¡Es verdad!, en esta tierra, y en la otra, y en la de al lado ¡todos los lugares hablan de la vida de Jesús!
Algunos dicen que Tierra Santa “atrapa”, yo siento que envuelve, que envuelve con cariño. Es asombroso encontrarse en lugares tan significativos de la vida de Jesús después de 2000 años.
Estuvimos en Nazaret, en la Basílica de la Anunciación y en la Iglesia de la Sagrada Familia, también pudimos caminar por Cafarnaúm y mojar nuestros pies en el mismo Lago de Tiberiades, subimos al Monte Tabor, fuimos a Jericó y en el Río Jordán renovamos las promesas del bautismo…
Poco a poco la experiencia fue calando…
¡Qué entrañable también la visita a Belén y a Bet Sahur, el Campo de los Pastores!...Sí, la próxima Navidad será diferente.
A la par, las celebraciones eucarísticas cada día nos iban impregnado de fraternidad y sonaba normal responder como grupo a la voz de: ¡¡¡ familia!!!
Para terminar, y sin quitar valor a la intensidad de los momentos vividos en Jordania como la Eucaristía celebrada en una cueva nabatea, el contacto con la vida en el desierto, las impresionantes
vistas de la Tierra Prometida desde el Monte Nebo…, no puedo obviar Jerusalen, ¿Y qué decir de Jerusalén?…¡Ay Jerusalén! … tan lejos y tan cerca, tan diversa y tan concreta, en verdad nadie se siente extraño en tu tierra.
Hemos recorrido muchos lugares santos de esta ciudad en la peregrinación : el Santuario de las Palmas, La iglesia del Pater Noster, San Pedro in Gallicantu, el Cenáculo, el Santuario de la
Flagelación, el Monte de los Olivos…, todos ellos, uno tras otro, han hecho posible la inmersión en el misterio…
Sin duda, en Jerusalén, el lugar que más me ha impactado ha sido la Basílica del Santo Sepulcro, me ha impresionado ver la diversidad de cristianos que la guardan: Católicos, Ortodoxos, Armenios, Coptos, y cómo multitud de peregrinos se acercan cada día a venerar los Santos Lugares y a hacer oración.
Se respira Espíritu, no puede ser de otra forma, se aparca lo humano y se busca lo divino, el tiempo se para, pero a la vez se esfuma…
Hay que volver a Jerusalén, hay que volver, pero la próxima vez que sea sin cámara y ligera de equipaje, sólo para estar y contemplar.

Celia.

miércoles, 30 de agosto de 2017

FRANCISCANOS DE TIERRA SANTA: XVI PREMIO “CONVIVENCIA CIUDAD DE CEUTA”

El presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, D. Juan Vivas, hará entrega del galardón a los Franciscanos el próximo día 7 de septiembre, en el acto de homenaje a esta Congregación, a la que el Jurado de esta edición del Premio Convivencia definió como “ejemplo de integración y convivencia en una comunidad donde, más allá de la fe de cada uno, el primer objetivo es la paz”.

Por parte de los Franciscanos de Tierra Santa está previsto que recoja el Premio fray Francesco Patton, Custodio de Tierra Santa, quien intervendrá, junto con el presidente Vivas, en el acto.

Recogemos la noticia publicada en Ceuta.es 
(Portal Oficial de Ceuta) (http://www.ceuta.es/premioconvivencia/index.php/es/fundacion)
Jurado XVI Edición Premio Convivencia
“El jurado del Premio Convivencia C. A. de Ceuta, ha fallado por unanimidad conceder su XVI edición a los Franciscanos de la Custodia de la Tierra Santa en reconocimiento a la labor social que realiza la Congregación en favor la paz y de la concordia, una distinción con la que se quiere premiar además la promoción de la tolerancia, la conciliación y el diálogo entre las distintas culturas "favoreciendo la paz y el enriquecimiento cultural mutuo y siendo un puente de unión y conexión entre religiones", según ha comunicado en nombre de todos los componentes del jurado su presidente, el subdirector general de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Jaime Rossell. "El impulso de la concordia y del abrazo fraterno entre las comunidades que allí viven es una llamada, desde hace siglos, a la armonía y la unidad entre las diferentes comunidades", ha proseguido, "y al igual que durante siglos lo ha sido y lo sigue siendo la ciudad de Ceuta, los Franciscanos son un ejemplo de integración y convivencia en una comunidad multirreligiosa donde más allá de la fe de cada uno el primer objetivo es la paz y para que eso sea posible es fundamental seguir promoviendo la ayuda mutua entre todos los ciudadanos".


Ocho siglos en Oriente Medio

"Los Franciscanos se han mantenido en la zona desde el siglo XIII hasta la actualidad. Han permanecido superando guerras, sufriendo persecuciones, solventando divergencias culturales, para ayudar a los más necesitados, sin distinción de ideologías o religión. Su presencia ha sabido anteponer la concordia a la discordia, así como crear puentes de encuentro y dialogo entre diferentes culturas y credos, actuando como portavoces de reconciliación y de paz en zonas de permanente conflicto.

Según figura en la propuesta presentada al Premio Convivencia, solo en Jerusalén, a beneficio de la población de religión cristiana, los Franciscanos alojan a 440 familias en sus respectivas viviendas, 10 que equivale a unas 2.225 personas. También se hallan en construcción más de 46 apartamentos. Este compromiso con la sociedad se complementa con otras obras sociales en Betania, Betfage, Belen y Hebrón, entre otros lugares, donde se han establecido 16 escuelas para más de 10.000 alumnos y se han creado 800 puestos de trabajo. Asimismo, existen cinco casas de hospedaje, tres residencias de la tercera edad y dos casas de acogida para niños y huérfanos, además de bolsas y becas de estudio de escolares y universitarios. Todo ello ha facilitado el encuentro entre ciudadanos de todas las confesiones.

Finalmente, cabe destacar su labor de promoción de la tolerancia, la conciliación y el dialogo entre las diversas culturas y religiones, favoreciendo la paz y el enriquecimiento cultural mutuo, siendo la Custodia de Tierra Santa un puente de unión y conexión entre religiones. Impulsan la concordia y el abrazo fraterno entre palestinos e israelíes, y apelan, desde hace milenios, a la armonía y unidad entre diferentes comunidades. Su trascendencia internacional viene determinada por la contribución y el fomento de la paz, la solidaridad, la conciliación, así como la protección del patrimonio de los lugares bíblicos."

Actividad Social de la Custodia

"Los peregrinos que viajan a Tierra Santa ven a los franciscanos casi exclusivamente en los santuarios. Pero, en realidad, muchos de ellos están ocupados en numerosas actividades pastorales, sociales y asistenciales.

De hecho, la Custodia considera que no se puede construir y conservar un edificio si, al mismo tiempo, no se cuidan las actividades colaterales de carácter humanitario. De esta forma, los franciscanos en sus ocho siglos de presencia en Tierra Santa y en muchos países de Oriente Medio han dado vida a numerosas obras de carácter social y asistencial.

Entre estas está la gestión de institutos para niños, normalmente confiados a otras comunidades religiosas que colaboran con los frailes. Están las casas de reposo y centros médico-asistenciales para ancianos, como el de Belén, que es parte de un proyecto llevado a cabo por la ONG de la Custodia ATS-Pro Terra Sancta. Muy importante también para los cristianos locales es la Obra de las Casas, que tiene como principal objetivo ayudar a las familias contribuyendo a solucionar el problema fundamental de la vivienda. A través de distintos proyectos de construcción de inmuebles se da alojamiento gratuito a numerosas familias, se ayuda en el pago del alquiler de otras tantas y se restauran las viviendas que se encuentran en condiciones precarias.

En cuanto a la educación, la Custodia ofrece ayudas a través de las becas de estudio para la Universidad y distintos programas que pretenden sufragar los gastos completos del año escolar de los niños. Finalmente, los frailes han puesto en marcha distintos talleres y centros para afrontar el problema ocupacional.” 


Vaya desde aquí la felicitación a nuestros hermanos de la Custodia y el agradecimiento a la Fundación Premio Convivencia de Ceuta por esta concesión en reconocimiento a su labor en Tierra Santa.


viernes, 11 de agosto de 2017

Situación de los proyectos solidarios en Tierra Santa

Paz y Bien.

A continuación os informamos de la evolución y situación actual de los últimos proyectos solidarios en Tierra Santa apoyados desde nuestra Comisaría: 

CASAS PARA CRISTIANOS EN NECESIDAD EN JERUSALÉN: Proyecto de construcción de 10 nuevas viviendas para cristianos motivado porque desde hace años en la Ciudad Santa no se venden propiedades o casas a miembros de otras religiones, y siendo los cristianos la minoría más exigua, no pueden acceder a viviendas.


ESCUELAS EN ALDEAS POBRES EN SIRIA: En las pequeñas aldeas, Yacoubiyeh, Gassaniyeh y Kennayeh,  donde la única presencia es la de los frailes franciscanos,  y la huella de la guerra deja sentir el abandono y la pobreza. El P. Louay Bishara, OFM, ha reunido al escaso cuerpo docente y ha establecido una “escuela de campaña” locales donde los profesores continúan impartiendo.



RESTAURACIÓN DEL SANTUARIO DE SAN JUAN BAUTISTA EN AIN KAREN: Recogimos expresamente la solicitud del P. Custodio de Tierra Santa, Fr. Francesco Patton, de este proyecto, que atañe de modo particular a España, pues este Santo Lugar ha sido de especial patrocinio y tutela de la nación española durante más de tres siglos (ver entrada al respecto aquí)



Los donativos para estos proyectos que hemos recibido desde el 1 de enero han sido estos:

- CASAS PARA CRISTIANOS EN JERUSALÉN


31/05/17 1.000,00
15/06/17 2.000,00
27/06/17 400,00
27/06/17 90,00
05/07/17 1.000,00
10/07/17 600,00
14/07/17 500,00
18/07/17 100,00
07/08/17 1.000,00

TOTAL RECOGIDO: 6.690,00 €

-ESCUELAS EN ALDEAS POBRES EN SIRIA



31/05/17 1.000,00

15/06/17 2.000,00
22/06/17 100,00
23/06/17 30,00
26/06/17 40,00
27/06/17 90,00
27/06/17 400,00
30/06/17 100,00
05/07/17 1.000,00
10/07/17 500,00
14/07/17 500,00
18/07/17 300,00
02/08/17 100,00
02/08/17 100,00
02/08/17 100,00
10/08/17 300,00
10/08/17 600,00

TOTAL RECOGIDO:  7.260,00 €


-SANTUARIO DE SAN JUAN BAUTISTA EN AIN KAREN:

24/02/17 250,00
02/03/17 500,00
23/03/17 30,00
25/03/17 10,00
30/03/17 10,00
10/04/17 100,00
10/04/17 150,00
11/04/17 30,00
11/04/17 350,00
12/04/17 250,00
18/04/17 250,00
21/04/17 600,00
21/04/17 100,00
27/04/17 200,00
02/05/17 180,00
04/05/17 70,00
10/05/17 160,00
10/05/17 15,00
17/05/17 100,00
22/05/17 15,00
23/05/17 30,00
26/05/17 40,00
26/05/17 600,00
29/05/17 30,00
30/05/17 2.400,00
31/05/17 400,00
01/06/17 60,00
02/06/17 6,00
15/06/17 1.500,00
04/07/17 30,00
04/07/17 25,00
04/07/17 30,00
11/07/17 100,00
11/07/17 100,00
14/07/17 500,00
18/07/17 300,00
31/07/17 200,00
10/08/17 600,00

TOTAL RECOGIDO: 10.321,00 €



Además de estos tres, mantenemos abiertos otros proyectos anteriores, como son “Atención Sanitaria en Alepo, Siria", "Mesa de los Pobres en Belén", o "Guardería y  Escuela en Emaús"



Agradecemos de corazón los donativos que habéis enviado y cualquier otro que podáis aportar. Que el Señor os lo premie. Puedes hacerlo en cualquiera de estos números de cuenta, cuyo titular es la Comisaría de Tierra Santa:


* BANCO POPULAR
IBAN ES48 0075 0001 86 0606733003

* BANCO SANTANDER
IBAN ES69 0049 3166 02 2914325048



jueves, 10 de agosto de 2017

Fiesta de Santa Clara de Asís. Hnas. Clarisas en Tierra Santa.

En la fiesta de Santa Clara queremos tener un recuerdo fraterno para las Hermanas Clarisas. La presencia de las Hermanas Pobres de santa Clara en Tierra Santa se remonta al año 1884, cuando un grupo de religiosas francesas llegó a Palestina y se estableció en un primer momento en Nazaret y, después, también en Jerusalén. La vocación de santa Clara -y de la Orden por ella fundada- se identifica con la vocación de esta misma tierra: no hacer sino ser memoria de la vida de Cristo. Todos los monasterios se dedican a la vida contemplativa. El corazón invisible de la vida monástica es, simplemente, custodiar una Presencia en escucha atenta de la Palabra de Dios que, ahora y siempre, se hace carne en los acontecimientos de la historia. La relación con la Custodia de Tierra Santa es especial: una relación fraterna en la unidad del mismo carisma y el mismo amor por la humanidad de Cristo. Las hermanas clarisas están presentes en Jerusalén, Nazaret, Beirut y Alejandría.

«Nuestra vida de clarisas es como una llama que ilumina silenciosamente. Misioneras del claustro, rezamos por Tierra Santa y por el mundo en el silencio de nuestra humilde vida ordinaria, consagradas al Extraordinario».


Las religiosas trabajan para ganarse la vida: fabricación de las ostias para los santuarios vecinos y creación de ornamentos para los sacerdotes. Preparan y venden también rosarios en madera de olivo y cuerda o postales con flores secas de Tierra Santa. Del único carisma de san Francisco y santa Clara nacieron las dos Órdenes, dos modos de vida, apostólico y contemplativo. Es importante que los dos pulmones de ese carisma estén presentes en torno a los santuarios de Tierra Santa. Su presencia, su fraternidad y su oración ayudan en las dificultades del camino diario. Cuando los frailes se encuentran con las  clarisas, siempre les piden «Rezad por nosotros».  Una religiosa Clarisa escribió un día: "Allí donde hay un franciscano, hay una clarisa y, donde hay una clarisa, hay un franciscano".  Pues sí, es importante que la familia esté al completo. Si las religiosas de clausura no pueden visitar a los frailes, estos se acercan a ellas con alegría: para predicar los retiros, celebrar la misa, hablar... Algunos frailes han decidido celebrar en sus monasterios su primera misa. Y cuando se pregunta a un franciscano cuál es la relación con las clarisas, lo confirma: «Tengo la sensación de que somos de la misma familia. Es extraño, no sabría explicarlo, pero es exactamente el sentimiento de sentirse en familia».

¡Feliz fiesta de Santa Clara para todos, de modo especial y particular para las Hermanas Pobres de Santa Clara!
 
¡Que el Señor os bendiga y os guarde!



800 años con los franciscanos en Tierra Santa y nuevo libro de Fr. Enrique Bermejo Cabrera



Inmersos en el 800º aniversario de la presencia franciscana en Tierra Santa, siguen las celebraciones. La culminación de las mismas será a mediados de octubre con tres jornadas especiales de conferencias y conciertos a los que asistirán el cardenal Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el padre Michel Perry, ministro general de la Orden de los Frailes Menores, fray Julio César Bunader, vicario general de la Orden y otras personalidades del mundo universitario y religioso.
El 16 de octubre la conferencia estará dedicada a las organizaciones e instituciones que apoyan las múltiples actividades de la Custodia, mientras que por la tarde en San Salvador una ceremonia litúrgica, presidida por el padre general de la Orden, abrirá las celebraciones del aniversario.
En el mismo lugar, la mañana del 17 de octubre, el cardenal Sandri oficiará la misa y continuará después en el salón de la Inmaculada con una conferencia sobre el tema: “El papel de los franciscanos en Tierra Santa”. Seguirán otras conferencias, incluyendo una dedicada a la llegada de los primeros frailes a Acre, una sobre “Acre cruzada” y otra sobre las reliquias franciscanas encontradas en el primer convento del Monte Sión.
El tercer día, miércoles 18 de octubre, el tema de la reunión será el significado de los frescos de la basílica superior de San Francisco en Asís, seguida por una breve intervención sobre los primeros conventos franciscanos en Oriente Medio. Para la clausura, por la tarde, está prevista una misa con el vicario general de la Orden, a la que seguirá un concierto preparado por el Instituto Musical de la Custodia Magnificat.

Convento de San Salvador, OFM Jerusalén.

Con motivo de este gozoso aniversario, en España estamos preparando un ciclo de conferencias para el próximo otoño. Está previsto que se desarrollen en ciudades como Madrid, Toledo, o Murcia, aunque ya os informaremos más adelante  de los lugares, fechas, horarios, etc. Aprovecharemos esos encuentros para presentar la publicación del nuevo libro del P. Enrique Bermejo Cabrera, ofm:

“MISTERIO DE CRISTO Y CELEBRACIÓN DE SU MEMORIA” 
Comentario bíblico litúrgico a las Misas de los Santuarios de la Custodia de Tierra Santa, esta obra es un instrumento apto a descubrir la memoria que encierra cada uno de los Santos Lugares de la CTS. El misterio se convierte en realidad viva en la celebración de la Eucaristía. Los sacerdotes, religiosos y peregrinos podrán volver a contemplar el Misterio de Cristo en el curso del año litúrgico, en la meditación y oración personal.Los sacerdotes podrán preparar la homilía a partir del comentario de los textos litúrgicos (bíblicos y eucológicos). 
El Misal oficial de la Custodia de Tierra Santa, objeto del comentario, presenta los santuarios de Galilea, Judea, Monte Nebo, Damasco y Egipto.  Cada santuario tiene uno o varios formularios de Misa correspondiendo a las memorias presentes en el Santo Lugar.
Por eso cada formulario se explica siguiendo tres pasos.
1. Se da una breve nota histórica relativa a los lugares (título, mención bíblica, testimonio en los documentos antiguos y más tarde los libros de la Custodia de Tierra Santa).
2. Indicación de la proveniencia de los formularios (lecturas y oraciones) y citas de las lecturas bíblicas con su título correspondiente.
3. Por último se hace el comentario bíblico y litúrgico de los textos: Objeto de la anámnesis según los textos bíblicos y Aspectos teológicos y pastorales según la eucología. Ambos aspectos se relacionan entre sí.

Si alguien está interesado en adquirirlo, que contacte con nosotros, tenemos en la Comisaría.  Tel.: 635264331 e-mail: comisariots@ofminmaculada.org. Su precio es 34€. 


Fr. Enrique nació en Cantalapiedra, Salamanca y es franciscano de la Provincia de Santiago de Compostela. Fue Ordenado sacerdote en Jerusalén en 1987. Estudia Liturgia en el PIL de S. Anselmo de Roma. Doctorado en 1990 con la tesis «La Proclamación de la Sagrada Escritura en la Liturgia de Jerusalén» (Collectio Maior SBF 37).
Enseña Liturgia en el STJ desde 1983. Ha escrito en Rivista Liturgica, Toletana, Ecclesia Orans y es asiduo colaborador de Tierra Santa.
Presidente de la Comisión Litúrgica de la CTS del 1984 al 2004. Encargado del Oficio
litúrgico desde 1984. Calendarista de la CTS desde 1985.
Ha dirigido la reforma las Vigilias dominicales de Cuaresma, la Hora Santa de Getsemaní y
la Reforma de la Semana Santa en el Sto. Sepulcro (aprobación de la S. Sede 12 X 2011).
Responsable de la liturgia de la Peregrinación de S. Juan Pablo II en el Jubileo 2000.
Miembro de la AEPL (España).

miércoles, 9 de agosto de 2017

"Una peregrinación a Tierra Santa se tiene que multiplicar, como los panes y los peces."

En esta “tercera entrega” compartimos con vosotros los testimonios de algunos jóvenes que participaron hace unos días en la peregrinación juvenil, del 17 al 24 de julio, acompañados por el Comisario de Tierra Santa, Fr. Luis Quintana.

“La barca detenida en el mar de Galilea, pequeñas olas la cimbrean..."

"Miras hacia la orilla y te parece ver a pescadores afanados en sus redes, sin sospechar que ellos mismos serán pescados, y que el Salvador los desenredará. El viento trae olores y rumores que sospechas Él también olió y escuchó. Los colores de los montes se te antojan milenarios, reconoces a lo lejos el Tabor e intuyes el rostro de Dios.
Y también propones hacer tres tiendas. Qué bien se está aquí. Qué bien se está en los santos lugares. Tu fe se recoloca día a día, y tu mirada sobre los evangelios se vuelve más madura, más completa, más humana. Increíble el saber y el buen hacer de Fr. Luis Quintana acompañando nuestra peregrinación. Y no hay nada más acogedor que regresar a una casa franciscana después del calor y el cansancio de la jornada y escuchar “paz y bien” de boca de algún fraile. No en vano son los custodios de Tierra Santa.”
Berta Cuadrado Mayoral
Grupo JPC (Jóvenes Profesionales Católicos – Ávila)


“La oportunidad en tus manos: cinco panes y dos peces"

"Pasaporte, libro de oraciones, sombrero, crema solar… la maleta casi hecha y el viaje que comienza. Y oyes una tímida voz que susurra entre la multitud: “Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces” (Jn. 6, 9). Y así te sientes tú, como aquel chico, con las manos llenas de promesas y expectativas, con los billetes de un vuelo a Tel Aviv y una semana de peregrinación a Tierra Santa por delante, pero no sabiendo muy bien si estarás a la altura, si allí encontrarás lo que buscas: una presencia, unas huellas, una voz.

Los últimos whatsapp antes de embarcar te hablan de intenciones y oraciones. Las palabras de tus familiares y amigos se agolpan en la pantalla del móvil cargadas de recomendaciones: “Ten cuidado”, “¿Has visto las noticias?”, “Está un poco revuelto todo por allí, ¿no?”, “Cuídate”. Y cargas la mochila a la espalda y sobrevuelas un Mediterráneo tan bello desde la altura, pero que guarda en sus aguas los sueños rotos de los que nunca encontrarán refugio.

Un golpe de calor húmedo te recibe, y tus ojos van de los setos de flores que rodean el aeropuerto al polvo que cubre viviendas inacabadas y carreteras llenas de un tráfico gritón y caótico. Y comienza el camino: las Eucaristías preparadas con tanto mimo, los cantos tan bien entonados y escogidos, las homilías de nuestros pastores y amigos acertando en el centro de la diana, las canciones de siempre que ahora cobran un nuevo sentido (¿seremos capaces de volver a cantar “qué alegría cuando me dijeron…” sin que el recuerdo emocionado de la visión de la muralla de Jerusalén malogre alguna nota?), los pasajes bíblicos recreados (nunca sonó más fiera la voz de Goliat provocando a David) y los pasajes evangélicos encarnados (los inocentes del Hogar del Niño Dios de Belén). Y el corazón se va llenando de momentos hasta que estalla el dique, cada uno sabe en qué instante sus aguas desbordaron: las lamparillas meciéndose sobre la Piedra de la Unción, la casa de María donde Ella decidió y la del hombre justo que la acogió, la estrella que marca el lugar donde el llanto del Niño Dios estremeció a rudos pastores y a hombres sabios, la piedra que rodó dejando a la vista un sepulcro desnudo, los tableros donde los soldados se jugaban la vida de los condenados (a tan pocos metros de donde la vida sigue valiendo poco más que un juego), los olivos que arroparon el sueño de unos discípulos cansados, la roca que recogió el llanto de un hombre angustiado, el viento sobre el mar de Galilea que levanta pequeñas olas y arrastra una canción que habla de un pescador de hombres, la ladera de un monte donde Dios mostró su rostro, sacramentos renovados junto a una tinaja donde el agua siempre se vuelve vino, o en el cauce donde el nazareno esperó su turno para recibir el Bautismo.
Donde un peregrino se estremece en la prisión que fue testigo del miedo de nuestro Señor, donde soldados y vendedores contemplan a un grupo ascendiendo la Vía Dolorosa, donde un chico vestido de negro ha perdido el sentido (¿o lo ha ganado?), donde un joven arroja una piedra que se transforma en ramo, donde las juntas de los sillares de un viejo muro recogen tantas oraciones en tantos idiomas de tantas confesiones, donde escuchas al Resucitado pronunciar tu nombre y gritas “¡Maestro!”, donde te pregunta hasta tres veces si le amas y tú recuerdas las veces que le has fallado y sientes su amor infinito, donde un hombre gritó desde una cruz y nos dio la mayor lección de amor de la historia… allí se queda un pedacito de ti.
Haces el equipaje de vuelta, y cuando llegas a casa y abres la maleta, entre la ropa sucia y arrugada, entre los regalos para esos seres queridos que tanto han estado pensando en ti y tú en ellos, ves cinco panes de cebada y dos peces que el galileo ha colado, y que han conseguido sortear los estrictos controles de seguridad. De ti depende que se puedan multiplicar, tú decides si eres un muchacho atolondrado que no sabe qué hacer con ellos, o si optas por llevar a todos los rincones el relato de tu experiencia. Él ya te ha regalado el don de ser tú mismo su propia Palabra.”
Jóvenes Profesionales Católicos (Ávila)




"Tierra Santa... Desierto y oasis; pequeñez y grandeza; historia y misterio; salvación y esclavitud..."

"Tierra de huellas de Jesús, de dulzura y amor de María; de entrega de José... de amistad, de confianza, de amor. Tierra dividida por la limitación humana; Tierra Santa bendecida por un solo Dios con varios nombres (Dios, Trinidad, Alá, Yahvé...).

Ésta semana intensa vivida allí ha sido una de las experiencias más sentimentales de mi vida; con la bendición de un gran grupo, del cual no conocía a nadie, de su sacerdote el Padre Raúl y de Fray Luis. El primer día subimos al monte Tabor y, junto a los discípulos, podríamos decir: “Qué bien se está aquí”. Y esque con Jesús, siempre se está bien. 
Junto María nos unimos al “haced lo que Él os diga” y a los principales acontecimientos de la vida de su Hijo (y todos los que no conocemos pues, como dice San Juan: muchas más cosas hizo Jesús, pero pienso que ni en el mundo cabrían todos los libros que lo contasen). 




Caminar siguiendo sus pasos y ponerle imagen, luz, color y olor al Evangelio ha sido una oportunidad maravillosa para comprender mejor la sociedad, la humanidad y la palabra de Cristo hombre entre los hombres y con ellos; con nosotros.
Ésta peregrinación marca un antes y un después en nuestras vidas que debemos forjar en nuestro día a día junto a los demás, junto a la palabra de Dios, junto a nuestros amigos y hermanos; junto a nuestro prójimo.


Gracias, Señor, por ésta enorme oportunidad de caminar por tus caminos, de contemplar la tierra que vio tus ojos y de hacerte presente en cada uno. Gracias a los franciscanos que tan cariñosamente cuidan Tierra Santa; gracias a JPC y a la vida por darme ésta bendición." Javier Piñar Real (Madrid)




jueves, 3 de agosto de 2017

Experiencias de cinco niños peregrinos en Tierra Santa.

Siguiendo con la serie de testimonios de peregrinos, publicamos hoy unos muy especiales. Se los ha hecho llegar una peregrina a Fr. Teodoro López, es madre y tía de unos niños que visitaron Tierra Santa la Semana Santa pasada con su familia, acompañados por Fr. Pedro González, ofm, y que aprovechando sus vacaciones de verano han decidido escribir sus experiencias para compartirlas:

"Padre Teodoro,

El viaje ha resultado fantástico, los niños han venido encantados y los mayores hemos vivido con mucha emoción y devoción estos días en Tierra Santa. Ha sido la mejor catequesis que podíamos haber recibido. Además tuvimos la suerte de tener un guía estupendo, el Padre Pedro, que contactó muy bien con los cinco niños y con todo el grupo.

Qué afortunados fuimos con el lavatorio de pies de los niños en Jerusalén, esto no se les va a olvidar jamás, y con las lecturas que tuvimos que leer en las diversas celebraciones, mi cuñada el Jueves Santo, yo el Viernes Santo, mi sobrina en la Vigilia Pascual y mi hermano Pedro, como no podía ser de otra manera, en el altar del Primado de Pedro frente al Mar de Galilea . Todo un lujo! Mi padre seguro que disfrutó viéndonos desde el cielo.

Le envío a continuación las líneas que han escrito los "cinco mozalbetes" sobre sus vivencias y lo que más les gustó de la preregrinación a Tierra Santa así como un documento adjunto que preparó la más pequeña para presentarlo a sus compañeros de clase en el colegio. Cada uno a su estilo y con su edad pero todos coinciden en señalar lo especial que ha sido esta Semana Santa y todo lo que han aprendido de la vida de Jesús. 
Todos recuerdan especialmente el lavatorio de pies del Jueves Santo y el cariño y amabilidad con el que nos guiaron los Padres Franciscanos en nuestra peregrinación.

Muchísimas gracias de nuevo por todo. Estamos todos muy emocionados con los días vividos en Tierra Santa. Para todos ha sido un viaje muy profundo y emotivo, y en especial para mi madre. Este viaje no lo vamos a olvidar jamás.

Un saludo cordial, 

Ana A."




GABRIELA:

Para mí ha sido una experiencia supergrande aprendiendo un montón sobre la vida de Jesús. A mí lo que más me gusta fue el museo de la Via Dolorosa.Y lo que menos me gustó fue la Iglesia de la Dormición. Nuestro “guía sacerdote” fue muy majo con nosotros y explicaba muy bien las cosas.
Por cierto, en el colegio hice una expresión oral sobre Jerusalén y todos los niños me aplaudieron.
Un abrazo,

JUAN:

Este viaje a Tierra Santa me ha parecido increíble. Hemos aprendido un montón sobre la vida de Jesús y me ha parecido muy bonito y emotivo.
A mí lo que más me ha gustado del viaje ha sido el Santo Sepulcro y el calvario. Estaba lleno de gente pero me asombró todos los pequeños detalles que ponían los ortodoxos para decora esa maravillosa cúpula. Tuvimos que esperar un rato en la fila pero al final mereció la pena. En esa misma roca Jesús subió a los cielos y siempre estará con nosotros. En el calvario había menos gente y logramos ver donde la cruz fue supuestamente colocada. Estuvimos rezando y nos fuimos a casa contentos y con la fe de Cristo.

PAULA:

Este viaje a Tierra Santa 2017 ha convertido esta Semana Santa en un viaje único e inolvidable. He aprendido mucho sobre la vida de Jesús, he relacionado los relatos bíblicos con diferentes lugares de Israel y Palestina y me ha encantado que los franciscanos nos animasen a tener un papel en las misas, así como en el lavatorio de pies o las lecturas en misas.
Recomiendo este particular viaje a gente de todas las edades y quienes se interesen por los misterios de ciudades tan históricas como Jerusalén y Nazaret. Yo he podido observar las condiciones en las que vive la gente con menos suerte que yo y cómo logran convivir todos los habitantes de diferentes razas y religiones.
Insisto en animar a todo el mundo a participar en este maravillo viaje que además está muy bien organizado. Todo no hubiese sido posible sin la ayuda de los franciscanos (en especial el padre Pedro y Teodoro) que son los que os guiarán por Tierra Santa explicando detalladamente los lugares visitados.
Si quieren saber más acudan a mí y yo les resolveré las dudas que tengan. Muchas gracias por su atención.

JAIME:

 Me lo he pasado muy bien en Tierra Santa. Sobre todo cuando me limpiaron los pies. Para mí es una experiencia única que jamás se me olvidará. 
Lo que más me gustó fue la casa de la Virgen María o el Santo Sepulcro porque te entraba una inspiración que parecía que Jesús estaba presente.
También es muy divertido el Mar Muerto o cuando te bautizan de nuevo en el río Jordán.
Mucha gente dice que es muy peligroso por los atentados, pero para mí es más peligroso ir a Bruselas que a Jerusalén.
Os animo a ir a Tierra Santa!

PABLO:

La primera impresión que tuve al llegar a Tierra Santa fue que iba a ver lugares en los que había estado el centro de todas las personas (Dios). Por eso, al visitarlos, pude notar que Dios estaba aún más cerca que en mi hogar. Además, creo que Él nos acompañó y ayudó en este viaje. 
En cada sitio, Dios me ha enseñado un valor, por ejemplo: 
En Jerusalén me ha impresionado que todos se trataban por igual sin importarles la religión, la cultura, ideología,… Resumiendo, que sabían respetar.
También me ha gustado mucho la casa de La Virgen María en Nazaret y el Rosario que rezamos ahí, porque allí aprendí lo que es el cariño de una madre.
En la visita al Santo Sepulcro me he enterado que a veces hay que arrepentirse y sacrificarse como hizo Jesús.
Y en el lavatorio de pies que me hicieron el Jueves Santo, me enseñaron que hay que ser puro como un niño.
Por eso me gustaría agradecer a todos los franciscanos, sobre todo al Padre Pedro (un guía fantástico) y al Padre Teodoro (el sacerdote más cercano a los niños).
También me gustaría agradecer a mi abuelo porque desde el cielo nos ha ayudado a que no nos pasara nada durante el viaje y por eso, ha sido un turista más en nuestro grupo.
Yo recomendaría este viaje a todas esas familias que quieren sentir a Dios más cerca o que viven la Biblia. Este viaje no se les olvidará en la vida.













miércoles, 2 de agosto de 2017

Peregrinos en Tierra Santa. Testimonios verano 2017

Paz y Bien a todos en el día de esta fiesta tan franciscana de Nuestra Señora de los Ángeles.

Como muchos de vosotros habéis podido ir viendo en Facebook o en Twitter, están siendo bastantes los grupos que gracias a Dios están disfrutando este verano de una peregrinación a Tierra Santa. En los próximos días os iremos poniendo algunos testimonios que nos han enviado los peregrinos que ya han vuelto con imágenes suyas. Hoy os dejamos este de unas Religiosas Angélicas que peregrinaron en junio acompañadas por Fr. Juan Pedro Ortega, ofm:


"Experiencia de la Peregrinación a Tierra Santa"

"Con motivo de las Bodas de Oro de Profesión Religiosa, diez religiosas Angélicas tuvimos el privilegio de Peregrinar a Tierra Santa. Es la primera vez que la Congregación programa este acontecimiento tan gratificante y conmovedor.
¡Hemos vivido una experiencia única e irrepetible! Cada una pudiéramos expresar nuestra vivencia personal, seguro que muy rica para el espíritu.
Nuestras edades eran diferentes, desde 70 a 90 años. Sí, 90. Y todas visitamos con gozo y no sin esfuerzo,  todos los lugares santos que tanto significan para nosotras que hemos sido llamadas a seguir a Jesús. 
¡ Estábamos en el origen del primer latido del Corazón de Jesús! Nosotras que, según nuestras constituciones: “ De un latido amoroso del Corazón de Jesús brotó la Congregación, rama nueva del árbol pujante de la Iglesia”. Y llegábamos el día de su fiesta, 23 de Junio. ¿Providencia? ¿diosidencia? ¿detalle de amor..? estábamos AQUÍ: ¡En Tierra Santa, la Tierra de Jesús!

Tierra Santa  = Teología del AQUÍ 
Peregrinar a Tierra Santa supone entrar en la vivencia de la Teología del AQUÍ. Y esto ¿por qué? Porque nada escapa a esta palabra que se hace realidad en los muchos y fundamentales  acontecimientos que en esta Tierra tuvieron lugar. Comenzando por el lugar de la Anunciación:

VERBUM CARO HIC FACTUM EST que leemos en la gruta.
AQUÍ la Virgen visitó a Isabel.
HIC PRECURSOR DOMINI NATUS EST.
HIC DE VIRGINIS MARIA JESUS CHISTI NATUS EST .
AQUÍ LAS BODAS DE CANÁ
AQUÍ EL PRIMADO DE PEDRO
AQUÍ EL SERMOS DE LAS BIENAVENTURANZAS
AQUÍ LA TRANSFIGURACIÓN
AQUÍ LA PESCA MILAGROSA EN EL LAGO
AQUÍ LA ROCA DESDE LA QUE SUBIÓ AL POLLINO PARA ENTRAR EN JERUSALÉN.
AQUÍ EL CENÁCULO
AQUÍ LA ORACIÓN DEL HUERTO Y EL PRENDIMIENTO
AQUÍ LA NEGACIÓN DE PEDRO
AQUÍ LA VÍA DOLOROSA
AQUÍ LA CRUCIFIXIÓN
AQUÍ LA RESURRECCIÓN. EL SEPULCRO VACIO.
AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ…..

Toda la vida  humana de Jesús  está enmarcada  en un tiempo y en un espacio. Pero después de su Resurrección sigue viviendo y su AQUÍ tiene  otras dimensiones insospechadas. Por ello, el AQUÍ está presente  en todos los acontecimientos  y en lo cotidiano de nuestra vida. ¿No dijo: “Estaré con vosotros hasta el fin del mundo”?  cada una hagamos nuestro comentario vivencial…
Éramos un grupo de 30 y el P. Juan Pedro, franciscano y párroco de la Parroquia de san Pedro Bautista de Alcorcón (Madrid). Como experto guía, hizo posible hacer del grupo una familia unida en la fe y en el amor. Una familia que veía, escuchaba y celebraba con gozo los misterios que AQUÍ tuvieron lugar. ¡Cómo nos ayudaba la Eucaristía de cada día y los textos evangélicos referidos al lugar y a los hechos que AQUÍ habían ocurrido hace 2000 años! ¿Y la renovación de nuestros compromisos bautismales y de estado de cada uno..?

Todos seguramente que podremos considerar esta Peregrinación como un antes y un después en nuestra vida.  Por lo que hemos visto, oído y experimentado, el Evangelio tiene otro sabor su lectura es diferente. Nos trasladamos hasta aquellos AQUÍ y nos sentimos llenas de gozo agradecido por tanto amor de Jesucristo. 
Ojalá, así lo esperamos,  logremos con la ayuda de Jesús que estas vivencias perduren el resto de nuestros días.
Gracias al Señor, gracias  al P. Juan Pedro y nuestra gratitud a los buenos amigos peregrinos con los que hemos compartido vivencias inolvidables y a quienes recordamos y nos citamos en la Eucaristía.
Que nuestra Madre María nos visite siempre y podamos saltar de gozo en el seno de la Iglesia como Juan  Bautista en Ain Karem. AMÉN.