jueves, 23 de febrero de 2017

¡CRISTIANOS DE ALEPO, NO OS OLVIDAMOS!

Desde este verano, en la Comisaría de Tierra Santa de nuestra Provincia de la Inmaculada estamos lanzando varios proyectos para recoger donativos para Alepo, ayuda de emergencia a Siria, centro de salud parroquial para Alepo, y otras obras franciscanas.
Os damos las gracias a todos los que habéis colaborado hasta ahora. Ya hemos podido enviar a Alepo las siguientes cantidades:

- 4.410 € el 9 de septiembre, 2016
- 10.000 € el 22 de diciembre, 2016.

y para el siguiente envío, ya tenemos 10.295,72 de momento. 


¡MUCHAS GRACIAS!


El Comisario se ha comunicado con el P. Ibrahim Alsabah, párroco franciscano de Alepo, para informarle de todo esto, y el párroco nos agradece mucho todo lo que estamos haciendo, a la vez que nos envía algunas fotos recientes y una pequeña crónica del encuentro con familias desplazadas, que tuvo el pasado 9 de enero. 

Esta es la crónica:


“Encuentro con las familias desplazadas en Djibrine y Hanano, 9 de enero de 2017:
El pasado 9 de enero, un grupo de padres franciscanos (el padre Ibrahim Sabbagh y el padre Firas Lutfi), un  jesuita (padre Sami Halakh) y unos voluntarios  visitaron Djibrine y Hanano, para conocer la situación de las familias desplazadas en esta aldea Siria. El Padre Ibrahim había dicho en su homilía durante la víspera de Navidad que "nuestros corazones están llenos de alegría porque la pesadilla de los misiles cayendo sobre nuestras casas y nuestras familias han finalizado, pero nuestros corazones todavía están llenos de la amargura y del dolor de ver cómo las personas que nos rodean son personas sin hogar, sufren de la escasez de comida y todo sustento básico ... " No podemos quedarnos indiferentes, nuestra fe nos dice que Jesús está en nuestros hermanos cristianos y musulmanes que tuvieron que abandonar sus hogares por la persecución y la guerra... Jesús llama de nuevo a nuestra puerta, y no podemos hacer oídos sordos. Muchas gracias a todos los que trabajan en instituciones y asociaciones para el alivio de los desplazados. Este amor que nos une como hijos de una misma nación, y que nos permite construir juntos nuestra ciudad de Alepo y nuestro país, Siria".

Que el Señor os bendiga y os guarde.